viernes, 17 de julio de 2015

Al final ...NO ERAN fantasmas !!

¿Escuchas el ruido de canicas o monedas en la madrugada?

 La ciencia ya tiene la explicación

“¿Quién juega con canicas en la madrugada?”, seguro te has preguntado a la hora de dormir. En realidad, no se trata de un niño travieso -o de fantasmas-, sino de un efecto de la física llamado ‘golpe de ariete’ o ‘pulso de Zhukowski’ que se produce en las tuberías del hogar o del departamento que […]


“¿Quién juega con canicas en la madrugada?”, seguro te has preguntado a la hora de dormir. En realidad, no se trata de un niño travieso -o de fantasmas-, sino de un efecto de la física llamado ‘golpe de ariete’ o ‘pulso de Zhukowski’ que se produce en las tuberías del hogar o del departamento que habitas.
La situación es la siguiente: cuando el agua que pasa por la cañería desacelera rápidamente por un brusco cierre de válvula, la energía se concentra y causa un pico de presión de entre cuatro y ocho veces más que el caudal normal, según informa la página ABC.
Entonces, una vez cerrada la válvula, los restos del líquido aún se movilizan dentro del tubo, generando un vacío detrás. Cuando las moléculas de agua chocan contra el cierre, estas se desplazan de forma violenta hacia atrás y el aire contenido se expande hacia los bordes del tubo, en dirección contraria a la presión, provocando así el temblor de las cañerías y el particular sonido de canicas. Misterio resulto por si no podías dormir por el ruido.
Ese curioso ruido que muchos han percibido se debe al llamado “golpe de ariete” o pulso de Zhukovski (en honor al ingeniero ruso Nikolái Zhukovski), un fenómeno que se produce en las cañerías que están por todo tu hogar.
Según consigna el diario español ABC, cuando el flujo del agua que recorre las cañerías se detiene drásticamente al cerrar la llave, el líquido sigue intentando avanzar pese a que la válvula ya está cerrada. Esto hace que la energía se concentre, generando presión hacia un lado y un vacío hacia el otro.
Llega un punto en que las moléculas de agua retroceden bruscamente. En ese momento, el aire que queda se mueve en la dirección opuesta a la presión y es entonces cuando se produce una vibración en las cañerías… que suena igual que una bolita cayendo al piso.
Estos temblores comienzan a perder fuerza a medida que la situación se estabiliza, lo que da la impresión de que la polca estuviese rebotando.
.
Aunque en el día también sucede, en la noche se potencia más el fenómeno porque pasan varias horas en que las llaves no se abren, por lo tanto, la presión se acumula al no ser liberada continuamente. A ello se suma que el silencio nocturno hace que podamos detectar con más claridad el sonido.
Cabe destacar que este fenómeno es el principal causante de los daños en las cañerías domésticas y se registra más en los periodos de vacaciones, cuando la gente deja cerradas las válvulas de agua por varios días.

@nib@l  2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario